❔ COVID-19

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Prestaciones Económicas

Jurídico

Área Sanitaria

Prestaciones Económicas

📅 ¿Desde qué fecha se abona la prestación?

En el caso de las actividades suspendidas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, desde ese mismo día. Si se trata de actividades suspendidas con posterioridad, desde la fecha en la que se haya suspendido dicha actividad.

En el caso de las solicitudes por disminución de facturación del 75%, en función del mes que se consigne en la solicitud de la prestación. Es decir, si se referencia marzo como perdida de mas del 75%, la prestación será desde el 14 de marzo. Si se hace referencia a abril como mes en el que se produjo la disminución, la prestación se iniciara el 1 de abril.

¿Hay que realizar solicitudes sucesivas en los casos de disminución de facturación para que siga cobrando la prestación?

No es necesario. Una vez aprobada se abonará hasta el ultimo día del mes en el que finalice el estado de alarma, independientemente de que su facturación cumpla o no en los siguientes meses o que reinicie su actividad en el caso de que fuera de las actividades suspendidas.

🕐 ¿Hasta cuándo seguiré cobrando la prestación?

Hasta el ultimo día del mes en que finalice el estado de alarma. Por tanto, a día de hoy, se abonará hasta el 30 de junio, tanto por actividades suspendidas como por descenso de facturación.

¿Hasta cuándo se pueden realizar solicitudes tanto por suspensión de actividad como por descenso de facturación?

Hasta el ultimo día del mes siguiente al que finalice el Estado de Alarma.

¿Se puede volver a reiniciar las actividades y seguir cobrando la prestación?¿Hay que informar a la mutua?

No hay que informar a la Mutua. Los autónomos beneficiarios de la prestación que puedan abrir su negocio al inicio de la desescalada seguirán percibiéndola hasta el último día del mes que finalice el estado de alarma. La ayuda busca proteger la falta de ingresos de los autónomos en esta situación excepcional y contribuir a la supervivencia de su negocio.

¿Se puede solicitar el cese extraordinario covid si existe un proceso de incapacidad temporal?

Sí, pero las dos prestaciones son incompatibles, con lo que en el abono de la prestación de cese se descontarán los días en los que se ha estado de IT. Los días de IT podrán solicitar, como se realiza habitualmente la solicitud de pago directo de IT.
Nota: La devolución de cuotas de autónomos de Tesorería General de la Seguridad Social corresponderá únicamente a los días en los que se está recibiendo la prestación de cese.

💶 ¿Cuándo y quién devolverá las cuotas de autónomos?¿Hay que hacer alguna solicitud?

No hay que hacer ninguna solicitud.
A aquellos trabajadores autónomos que se les haya efectuado el cargo de la cuota mensual de forma indebida por haberse comunicado la concesión de la prestación extraordinaria después de haber realizado los procesos para el cálculo del cargo en cuenta, la Tesorería General de la Seguridad Social procederá a devolver de oficio la cuota o la parte de la misma que corresponda, sin necesidad de presentar solicitud de devolución de ingresos indebidos.

El importe reconocido de devolución se percibirá, con carácter general, al finalizar el segundo mes siguiente al cual se liquidaron las cuotas y el abono se realizará en la cuenta bancaria donde se realizó el cargo indebido.

¿Pueden los autónomos del INSS solicitar en una mutua la prestación por cese?¿Hay que informar a la Tesorería?¿Cuánto se les va a abonar?

Según se establece en la Disposición final octava, del Real Decreto-Ley 15/2020, de 21 de abril los autónomos del INSS pueden solicitar la prestación en una mutuas, solicitándose al mismo tiempo la adhesión a dicha mutua.
No tendrá que realizar ningún trámite con la Tesorería General de la Seguridad Social (la mutua se encargara de gestionar el cambio ante la TGSS).

Para el cálculo de la prestación, al no disponer de información actual en esta mutua sobre sus coberturas y bases de cotización, aplicaremos provisionalmente el importe de las Bases Mínimas del art. 239 de la Ley General de la Seguridad Social, procediéndose a su regularización en cuanto sea posible y dispongamos de dicha información

¿En que fechas se están realizando pagos de la prestación?

Próximo pago: 30 de junio 2020* (fecha probable de pago)

¿Cuáles son los importes máximos y mínimos de la prestación?

Topes máximos:

Cualquier base de cotización de autónomos entre 1569€ y 4070,10€

Sin hijos: 1.098,09 €

Cualquier base de cotización de autónomos entre 1793€ y 4070,10€

Con un hijo 1.254,96 €

Cualquier base de cotización de autónomos entre 2017€ y 4070,10€

Con más de un hijo: 1.411,83 €

Topes mínimos

Sin hijos: 501,98 €

Sin hijos: 661,08 € (para Base Mínima general, o sin carencia para «Cese de Actividad de Trabajadores Autónomos» con independencia de la Base)

Con hijos: 671,40 €

🔎 CNAEs obligados a suspender actividad

!function(){«use strict»;window.addEventListener(«message»,function(a){if(void 0!==a.data[«datawrapper-height»])for(var e in a.data[«datawrapper-height»]){var t=document.getElementById(«datawrapper-chart-«+e)||document.querySelector(«iframe[src*='»+e+»‘]»);t&&(t.style.height=a.data[«datawrapper-height»][e]+»px»)}})}();

📋 REQUISITOS CESE DE ACTIVIDAD AUTONÓMOS PARA LOS AFECTADOS POR COVID-19

Beneficiarios: Personas trabajadoras autónomas que cumplan los siguientes requisitos:

· Estar afiliado y de alta en Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos o Régimen Especial de los Trabajadores del Mar a fecha 14/03/2020.

· Encontrarse en alguna de estas dos situaciones de cese de actividad:

✅ Realizar alguna de las actividades suspendidas recogidas en el RD 463/2020.

✅ La facturación del mes anterior al que se solicita el cese de actividad se ha reducido en al menos un 75% respecto al promedio de la facturación del semestre anterior.

· Hallarse al corriente de pago de las cuotas de Seguridad Social a fecha 14/03/2020. En caso de no estarlo, Mutualia le invitará al pago de la deuda para que en el plazo de improrrogable de 30 días naturales ingrese las cuotas debidas.

· No es necesario:

✅ Tener la cobertura por cese de actividad para acceder a la prestación.

✅ Tener la carencia de 12 meses necesaria para acceder a la prestación.

✅ Causar baja en el RETA o en el RETM.

✅ Causar baja en el Impuesto de Actividades Económicas.

OTRAS PRESTACIONES ECONÓMICAS

La atención respecto a las prestaciones económicas va a ser telemática a partir de ahora dado que hemos dejado de atender al público.

A continuación podéis ver la relación de personas y teléfonos ordenada por el tipo de prestación que gestionan ( en caso de que en un móvil no te atiendan prueba con otro):

Cese de Actividad de Trabajadores Autónomos:

  •  688770767 Yolanda  8:00 a 15:00
  • 688770605 Sonia  8:00 a 15:00
  • 618304015 Mikeldi 8:00 a 15:00

Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes

Incapacidad Temporal por Contingencias Profesionales

Riesgo de Embarazo y Lactancia

Cuidado de Menores afectados por Cáncer u otra Enfermedad

 

Bizkaia y Cantabria:

 

688775061 Jose Maria  8:00 a 15:00

688770434 Miguel  8:00 a 15:00

Gipuzkoa y Navarra:

688770263 Aintzane  8:00 a 15:00

688770354 Cristina  8:00 a 15:00

688770272 Lourdes  8:00 a 15:00

Otros territorios:

688770529 Rosanna  8:00 a 15:00

688770247 Beatriz  8:00 a 15:00

Jurídico

¿QUÉ NORMA ES DE APLICACIÓN Y QUÉ DICE?

CONSIDERACIÓN EXCEPCIONAL I.T. POR COVID-19 COMO ASIMILADA A ACCIDENTE DE TRABAJO EXCLUSIVAMENTE PARA LA PRESTACIÓN ECONÓMICA.

La Disposición Final Primera del Real Decreto-Ley 13/2020 de 7 de abril (BOE 08.04.2020) modifica el artículo quinto del Real Decreto-ley 6/2020, queda redactado en los siguientes términos:

«Artículo quinto. Consideración excepcional como situación asimilada a accidente de trabajo de los periodos de aislamiento, contagio o restricción en las salidas del municipio donde tengan el domicilio de las personas trabajadoras como consecuencia del virus COVID-19.

  1. Al objeto de proteger la salud pública, se considerarán, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, aquellos periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocados por el virus COVID-19salvo que se pruebe que el contagio de la enfermedad se ha contraído con causa exclusiva en la realización del trabajo en los términos que señala el artículo 156 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, en cuyo caso será calificada como accidente de trabajo.

Con el mismo carácter excepcional, con efectos desde el inicio de la situación de restricción de la salida del municipio donde tengan el domicilio, y mediante el correspondiente parte de baja, se extenderá esta protección a aquellos trabajadores que se vean obligados a desplazarse de localidad para prestar servicios en las actividades no afectadas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, siempre que por la autoridad competente se haya acordado restringir la salida de personas del municipio donde dichos trabajadores tengan su domicilio y les haya sido denegada de forma expresa la posibilidad de desplazarse por la autoridad competente, no puedan realizar su trabajo de forma telemática por causas no imputables a la empresa para la que prestan sus servicios o al propio trabajador y no tengan derecho a percibir ninguna otra prestación pública.

La acreditación del acuerdo de restricción de la población donde se tiene el domicilio y la denegación de la posibilidad de desplazamiento se realizará mediante certificación expedida por el ayuntamiento del domicilio ante el correspondiente órgano del servicio público de salud. De igual forma, la imposibilidad de realización del trabajo de forma telemática se acreditará mediante una certificación de la empresa o una declaración responsable en el caso de los trabajadores por cuenta propia ante el mismo órgano del servicio público de salud.

  1. La duración de esta prestación excepcional vendrá determinada por el parte de baja y la correspondiente alta.

En los casos de restricción en las salidas del municipio donde tengan el domicilio, de tratarse de las personas trabajadoras por cuenta ajena a las que se refiere el artículo 1 del Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19, se expedirá un parte de baja con efectos desde la fecha de inicio de la restricción y un parte de alta con efectos de 29 de marzo de 2020. De tratarse de trabajadores por cuenta propia o autónomos el derecho a la prestación comenzará con el parte de baja desde la fecha de inicio de la restricción y durará hasta la fecha de finalización de la restricción. Este subsidio por incapacidad temporal es incompatible con el derecho a una prestación de la Seguridad Social, incluida la incapacidad temporal por contingencias comunes o profesionales.

  1. Podrá causar derecho a esta prestación la persona trabajadora por cuenta propia o ajena que se encuentre en la fecha del hecho causante en situación de alta en cualquiera de los regímenes de Seguridad Social.
  2. La fecha del hecho causante será la fecha en la que se acuerde el aislamiento, restricción o enfermedad del trabajador, sin perjuicio de que el parte de baja se expida con posterioridad a esa fecha

¿A QUÉ SITUACIONES NOS REFERIMOS?

Se considerarán, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social:

  1. Aquellos periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocados por el virus COVID-19
  2. También, se extenderá esta protección al siguiente supuesto:
    • aquellos trabajadores que se vean obligados a desplazarse de localidad para prestar servicios en las actividades no afectadas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19,
    • siempre que por la autoridad competente se haya acordado restringir la salida de personas del municipio donde dichos trabajadores tengan su domicilio y les haya sido denegada de forma expresa la posibilidad de desplazarse por la autoridad competente(*)
    • no puedan realizar su trabajo de forma telemática por causas no imputables a la empresa para la que prestan sus servicios o al propio trabajador (**)
    • y no tengan derecho a percibir ninguna otra prestación pública.

*¿cómo se acredita la restricción de la población y la denegación de la posibilidad de desplazamiento?: mediante certificación expedida por el ayuntamiento del domicilio ante el correspondiente órgano del servicio público de salud

**¿Cómo se acredita a imposibilidad de realización del trabajo de forma telemática?: mediante una certificación de la empresa o una declaración responsable en el caso de los trabajadores por cuenta propia ante el mismo órgano del servicio público de salud

EN ESTOS CASOS DE RESTRICCIÓN EN LAS SALIDAS DEL MUNICIPIO DONDE TENGAN EL DOMICILIO, ¿CUÁNDO NACERÁ EL DERECHO A LA PRESTACIÓN? ¿CUÁNDO SE EXPEDIRÁN LOS PARTES MÉDICOS DE BAJA Y ALTA?

Si se trata de trabajadores por cuenta ajena se expedirá baja con efectos desde la fecha de inicio de la restricción y un parte de alta con efectos de 29 de marzo de 2020,

De tratarse de trabajadores por cuenta propia o autónomos el derecho a la prestación comenzará con el parte de baja desde la fecha de inicio de la restricción y durará hasta la fecha de finalización de la restricción.

EN ESTOS CASOS DE RESTRICCIÓN EN LAS SALIDAS DEL MUNICIPIO DONDE TENGAN EL DOMICILIO, ¿ESTE SUBSIDIO DE IT ES COMPATIBLE CON OTRAS PRESTACIONES DE SEGURIDAD SOCIAL?

Este subsidio por incapacidad temporal es incompatible con el derecho a una prestación de la Seguridad Social, incluida la incapacidad temporal por contingencias comunes o profesionales.

¿Hay que realizar algún tipo de actuación específica en el ámbito de afiliación?

No se precisa realizar ningún tipo de actuación específica en el ámbito de afiliación para la aplicación de las compensaciones de cuotas por incapacidad temporal a las que se refiere el artículo quinto del Real Decreto-Ley 6/2020.

¿Hay que realizar algún tipo de actuación en el ámbito de cotización?

No se precisa realizar ningún tipo de actuación en el ámbito de cotización, distinta a la de cualquier otra incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales. Se identifica, por tanto, con la PEC 23 “IT pago delegado AT y EP” y se aplica al concepto económico 663 “Compensación IT por AT y EP”. (Fuente: Noticias RED T.G.S.S. 13.03.2020)

¿Qué actuaciones hay que realizar en el ámbito de la gestión de los partes de IT?

Ficheros FDI y servicio on-line de comunicación de partes de baja, confirmación y alta: No se precisa realizar ningún tipo de actuación específica respecto de la comunicación de datos de los partes de baja, confirmación y alta a través de los ficheros FDI o servicios on-line establecidos a estos efectos.

Estos ficheros, y pantallas integrantes del servicio on-line, se cumplimentarán con la información contenida en los
partes de baja médicos emitidos por el correspondiente servicio de salud.

¿Quién emite los Partes de baja, confirmación y alta médica? ¿por qué contingencia? ¿con qué diagnóstico?

En los supuestos de aislamiento o contagio relacionados con el COVID-19, la emisión de los partes de baja,
confirmación y alta corresponderá en todo caso al Servicio Público de Salud –SPS- al que esté vinculado el trabajador
en función de su domicilio.

Serán los médicos de los SPS los que emitan los partes de baja y alta en todos los casos de afectación por coronavirus (conforme a los códigos de la CIE9MC y a la CIE10ES consensuados – descritos en el párrafo siguiente), tanto en las situaciones de aislamiento como de enfermedad y a todos los trabajadores que lo necesiten, tanto para el personal sanitario como para el resto de personas trabajadoras.

Los códigos-diagnóstico a utilizar para este procedimiento especial son los indicados por el Ministerio de Sanidad en
su Nota actualizada de codificación y que se reproducen a continuación:

Para CIE-10 ES: – Contacto o exposición: Z20.828: Contacto y exposición (sospechada) a otras enfermedades
transmisibles virales contagiosas víricas. – Infección: B34.2: Infección debida a coronavirus no especificada

Para CIE-9.MC: – Contacto o exposición: V01.79: Contacto/exposición a otras enfermedades víricas (Coronavirus
diferentes a SARS Cov). – Infección: 079.82: Infección por coronavirus asociado a SARS

La contingencia a cumplimentar por parte de dichos facultativos de los SPS en los partes de baja/alta será siempre
Enfermedad Común (aunque tendrán efectos económicos como accidente de trabajo).

Por ello, estos partes de baja/alta NO podrán ser emitidos por los facultativos de las Mutuas Colaboradoras con la
Seguridad Social (MCSS), del Instituto Social de la Marina o de las Empresas Colaboradoras.

¿Qué criterios tiene el SPS para la emisión de tales bajas?

a. El parte de baja médico por aislamiento requerirá previamente a su emisión, la confirmación de la procedencia de ese
aislamiento por parte de la autoridad sanitaria competente de cada Comunidad Autónoma o a quien ésta autorice. Por
ello, es indispensable que esa información sobre el aislamiento llegue con la mayor prontitud posible a los facultativos
competentes para la emisión del parte de baja.

b. El parte de baja y los de confirmación podrán ser emitidos sin la presencia física de la persona trabajadora, siempre
que exista indicación de la autoridad en caso de aislamiento y constatación de la enfermedad por los medios disponibles
en el Servicio de Salud (Historias clínicas).

c. Cuando se tenga conocimiento del periodo de aislamiento/contagio o de enfermedad con posterioridad al inicio del
mismo, se emitirán los partes con carácter retroactivo (Para aquellos periodos de aislamiento o contagio que se hayan
producido con anterioridad al 12 de marzo de 2020 la I.T., como situación asimilada a accidente de trabajo a los efectos
de la prestación económica, se emitirá de forma retroactiva a la fecha en la que se haya acordado el aislamiento o
diagnosticado el contagio)

¿Cómo actuar la empresa si el trabajador notifica un aislamiento y no acude al trabajo, sin constar la emisión de I.T.?

Al tratarse de un tema de salud pública, en los supuestos en que el trabajador notifique un aislamiento y no acuda a
su puesto de trabajo, sin que la empresa tenga constancia inicial de la existencia de un parte de baja, la empresa
podrá ponerse en contacto con la Inspección Médica del Servicio Público de Salud para que ésta emita, en su caso, el parte de baja por enfermedad común correspondiente, sin perjuicio de los efectos económicos como accidente de
trabajo, de acuerdo a los diagnósticos que identifican estos procesos relacionados con el COVID-19.

• ¿Cuál será la duración estimada para estos procesos de IT por aislamiento o contagio por coronavirus COVID19?

Se fija entre 5 y 30 días naturales (procesos de corta duración conforme al RD 625/2014). La emisión del primer parte de
confirmación no excederá en más de siete días naturales a la fecha de baja inicial. Los sucesivos partes, en caso de ser
necesarios, no podrán emitirse con una diferencia de más de catorce días naturales entre sí.

¿Qué entidad debe prestar la asistencia sanitaria y realizar el control de la I.T. por los partes de baja emitidos por aislamiento o contagio por Coronavirus COVID19?

La asistencia sanitaria y el control de partes se realiza por los SPS.

La situación asimilada a accidente de trabajo por periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocado por el virus COVID-19, lo es exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, sin que, por tanto, se haga extensible dicha consideración a la prestación de asistencia
sanitaria que derivará de contingencia común, salvo que se pruebe que la enfermedad se ha contraído con causa exclusiva en la realización del trabajo en los términos que señala el artículo 156 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en cuyo caso será calificada como accidente de trabajo.

Económicamente, ¿a cargo de qué entidad serán estas bajas asimiladas a accidente de trabajo por coronavirus COVID-19?

A cargo de la entidad que proteja la contingencia profesional de los trabajadores de la empresa.

¿Quién abona las retribuciones correspondientes al día de la baja?

De acuerdo a la asimilación a la situación de AT, el salario íntegro correspondiente al día de la baja estará a cargo del
empresario, con independencia de que hubiera habido, o no, prestación laboral efectiva el día de la baja médica.

¿Cómo actuar si existiera discrepancia entre los datos del parte de baja o de confirmación de la baja en poder de la empresa, aportado por el trabajador, y los datos existentes en las bases de datos?

En primer lugar, se deberá verificar la información comunicada a través del Fichero INSS-Empresas (FIE).
Una vez realizada esta verificación, si continuase existiendo discrepancia entre la fecha reflejada para el inicio del
proceso de IT y la fecha en la que dejó de acudir el trabajador a su puesto de trabajo, la empresa podrá ponerse en
contacto con la Inspección Médica del Servicio Público de Salud a fin de que, en su caso, aclare y se informe la fecha de
inicio del proceso de IT.

En los supuestos en los que exista discrepancia entre las peculiaridades de cotización aplicadas al trabajador respecto
del que se haya emitido un parte de baja relacionado con el COVID –que se pueden consultar a través de los servicios de
consulta on-line o a través del IDC- y el parte de baja emitido, se procederá, en primer lugar, a la consulta de la
información remitida diariamente a través del Fichero INSS-Empresas (FIE) que prevalece sobre la información
comunicada a través de cualquier otra fuente (partes de baja, confirmación y/o alta aportados por el trabajador a la
empresa).

¿Qué coordinación habrá entre el Instituto Nacional de la Seguridad Social y los Servicios Públicos de Salud?

El Instituto Nacional de la Seguridad Social se ha coordinado con los Servicios Públicos de Salud para que éstos, emitan los partes de baja, codifiquen correctamente los identificadores del COVID-19, facilitados por el Ministerio de Sanidad, en los casos de infección/aislamiento y así evitar las incidencias en las liquidaciones en la medida de lo posible.

¿HAY QUE TRAMITAR EN ESTOS CASOS EL PARTE DE ACCIDENTE DE TRABAJO DELT@?

En las instrucciones del INSS de 11-3-2020 aparecen los códigos indicados por el Ministerio de Sanidad para el diagnóstico de los periodos de aislamiento o contagio, NO procediendo emitir parte de accidente ni, en consecuencia, transmisión por vía telemática Delt@.

¿CUÁLES SON LOS ÚLTIMOS CRITERIOS DEL I.N.S.S. PARA EMISIÓN Y TRANSMISIÓN DE PARTES DE INCAPACIDAD TEMPORAL POR COVID-19 PARA TRABAJADORES ESPECIALMENTE SENSIBLES?

Conforme a la última instrucción del Instituto Nacional de la Seguridad Social de 30 de abril de 2020, próximamente el Ministerio de Sanidad actualizará el documento denominado “Procedimiento para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2 (COVID-19)”, haciendo referencia en la página 7 a los trabajadores especialmente sensibles, e incluyendo los Anexos IV y V relativos a la guía de actuación para la gestión de la vulnerabilidad y el riesgo en el ámbito sanitario y socio-sanitario y en el resto de ámbitos laborales respectivamente.

Este documento incluirá un modelo de informe médico para que los facultativos de los servicios de prevención se lo hagan llegar a los facultativos de atención primaria de cara a la valoración de estos supuestos de trabajadores sensibles, con vistas a la posible emisión de un parte de incapacidad temporal.

Así mismo, el pasado 11 de abril de 2020 el Ministerio de Sanidad publicó el documento denominado “Directrices de buenas prácticas en los centros de trabajo”, incluyendo medidas de prevención a tomar “antes de ir al trabajo”.

Por ello, ante la emisión de bajas por incapacidad temporal en trabajadores especialmente sensibles, se ha considerado necesario diferenciar estos procesos de los que se están emitiendo en caso de indicación de baja laboral, por aislamiento preventivo ante COVID19, aunque tengan el mismo tratamiento de IT por enfermedad común abonándose la prestación económica como accidente de trabajo.

Los códigos a emitir en procesos de IT de trabajadores especialmente sensibles son los siguientes:

En caso de codificación en CIE10 ES, debe utilizarse el código Z29.8 (contacto para otras medidas profilácticas especificadas).  En caso de codificación en CIE9MC, debe utilizarse el código V07.8 (otra medida profiláctica o terapéutica especificada).  Si se codifica en CIAP se utilizará el código A98 (medicina preventiva/promoción de la salud), bien entendido que debe recodificarse automáticamente a uno de los referidos de la CIE10ES o CIE9MC, para transmitir el parte médico al INSS.

En lo referente a la posible retroactividad en la emisión de estos partes de baja para trabajadores especialmente sensibles, se ha considerado admisible una retroactividad máxima desde el 10/04/2020 ya que el Real Decreto 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19, fijó dicho permiso con carácter obligatorio del 30 de marzo al 9 de abril de 2020

Para considerar la duración de estos procesos de incapacidad temporal de trabajadores especialmente sensibles, se tendrá en cuenta el contenido del Anexo II (Previsión orientativa para el levantamiento de las limitaciones de ámbito nacional establecidas en el estado de alarma, en función de las fases de transición a una nueva normalidad) del Plan para la transición hacia una nueva normalidad del Ministerio de Sanidad.

En consonancia con el contenido del mismo, parece razonable revisar estos procesos de incapacidad temporal en el momento de desarrollo del final de la fase II e inicio de la fase III, en función del nivel de riesgo de transmisibilidad para la finalización de estos procesos de incapacidad temporal de trabajadores especialmente sensibles.

Sería conveniente que aquellos procesos de incapacidad temporal de estos trabajadores que se iniciaron como códigos Z20.828 o V01.79 como aislamientos, en el siguiente parte de confirmación se recodificaran a Z29.8 o V07.8 respectivamente para su correcta identificación.

¿CUÁLES SON LOS ÚLTIMOS CRITERIOS DEL I.N.S.S. PARA EMISIÓN Y TRANSMISIÓN DE PARTES DE I.T. POR COVID-19 EN LOS CASOS DE SITUACIONES DE COVID-19 SOBREVENIDO EN UNA I.T. PREVIA POR OTRA PATOLOGÍA?

Conforme a la última instrucción del Instituto Nacional de la Seguridad Social de 30 de abril de 2020:

a).- En ningún caso procede modificar ningún proceso previo de IT por nueva indicación de aislamiento, salvo supuestos especiales de trabajadores vulnerables/sensibles (ver apartado d).

b).- Se admiten modificaciones de código diagnóstico a COVID19 (enfermedad en CIE 9 ó CIE 10) en los partes de confirmación para procesos de IT (cuyo diagnóstico fuera otro) con fecha de baja inicial desde el 15/02/2020 (incluido) en adelante.

Ejemplo: IT de 23/02/2020 por malestar general (R53.81): reconvertir todo el proceso a COVID19 (serían causas relacionadas con COVID19).  Ejemplo: IT de 23/02/2020 por dorsalgia (M54.9): alta por dorsalgia y baja nueva por COVID19.

c).- Para bajas iniciadas antes del 15/02/2020 no se admiten cambios a COVID19 en un parte de confirmación en ningún caso, salvo comunicación expresa por parte de la inspección de servicios sanitarios correspondiente, en la que se justifique el inicio de la enfermedad COVID 19 en dicha fecha (por correo electrónico o similar a la Subdirección Provincial de IT del INSS correspondiente, para su coordinación con la unidad médica de la Dirección Provincial).

En estos supuestos de casos graves que se modifica el diagnóstico a COVID19, procederá dar alta del proceso inicial por EC/AT y nueva baja al día siguiente por EC (pago como AT) por COVID19, con lo cual cada proceso se abonaría de manera diferenciada.

 Ejemplo: IT por EC el 12/12/2019 por neoplasia de colon (que sigue en tratamiento); COVID19 grave con ingreso el 25/02/2020. Procedería alta 24/02/2020 por neoplasia de colon; baja por COVID19 el 25/02/2020 hasta resolución del cuadro (por ejemplo, 10/04/2020); alta COVID 10/04/2020 y nueva baja EC 11/04/2020, acumulada a la de 12/12/2019.

d).- Para bajas iniciadas antes del 15/02/2020, en trabajador vulnerable/sensible, se procederá en los términos recogidos en el ejemplo, atendiendo así mismo a las indicaciones señaladas en el apartado anterior (EMISIÓN Y TRANSMISIÓN DE PARTES DE INCAPACIDAD TEMPORAL PARA TRABAJADORES ESPECIALMENTE SENSIBLES).

 Ejemplo: IT por colelitiasis intervenida (cirugía de vesícula biliar) el 31/01/2020 con alguna complicación moderada manteniendo la baja hasta el 10/04/2020 (porque ya podría reincorporarse) en un trabajador con puesto de trabajo con riesgo COVID19 que tiene 62 años y una cardiopatía valvular crónica estable. Procedería alta por EC el 10/04/2020 y baja por EC (COVID19) por aislamiento por trabajador vulnerable con abono como AT.

SUPUESTOS DE CONSIDERACIÓN DE LA ENFERMEDAD POR COVID-19 COMO ACCIDENTE DE TRABAJO A TODOS LOS EFECTOS EN LAS PERSONAS TRABAJADORAS DE CENTROS SANITARIOS Y SOCIOSANITARIOS

¿QUÉ NORMA ES DE APLICACIÓN Y QUÉ DICE?

Art. 9 del Real Decreto-ley 19/2020, de 26 de mayo (BOE 27.05.2020): “Consideración como contingencia profesional derivada de accidente de trabajo las enfermedades padecidas por el personal que presta servicio en centros sanitarios o socio-sanitarios como consecuencia del contagio del virus SARS-CoV2 durante el estado de alarma.

  1. Las prestaciones de Seguridad Social que cause el personal que presta servicios en centros sanitarios o socio-sanitarios, inscritos en los registros correspondientes, y que en el ejercicio de su profesión, hayan contraído el virus SARS-CoV2 durante cualquiera de las fases de la epidemia, por haber estado expuesto a ese riesgo específico durante la prestación de servicios sanitarios y socio-sanitarios, cuando así se acredite por los servicios de Prevención de Riesgos laborales y Salud Laboral, se considerarán derivadas de accidente de trabajo, al entender cumplidos los requisitos exigidos en el artículo 156.2.e) del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre.
  2. Esta previsión se aplicará a los contagios del virus SARS-CoV2 producidos hasta el mes posterior a la finalización del estado de alarma, acreditando este extremo mediante el correspondiente parte de accidente de trabajo que deberá haberse expedido dentro del mismo periodo de referencia.
  3. En los casos de fallecimiento, se considerará que la causa es accidente de trabajo siempre que el fallecimiento se haya producido dentro de los cinco años siguientes al contagio de la enfermedad y derivado de la misma, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 217.2 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.”

Disposición transitoria tercera del Real Decreto-ley 19/2020, de 26 de mayo (BOE 27.05.2020): “Efectos de la calificación como contingencia profesional derivada de accidenten de trabajo de las enfermedades padecidas por el personal que presta servicio en centros sanitarios o socio-sanitarios como consecuencia del contagio del virus SARS-CoV2 durante el estado de alarma”.

La asistencia sanitaria prestada a los trabajadores protegidos en el artículo 9 durante la declaración del estado de alarma que, hasta la fecha de entrada en vigor de esta norma, se ha venido considerando como derivada de contingencia común, mantendrá dicha calificación.

No obstante, una vez reconocida la contingencia profesional de la prestación en los términos del artículo 9 la asistencia sanitaria, derivada de la recaída como consecuencia del contagio del virus SARS-CoV2 durante el estado de alarma, tendrá la naturaleza de contingencia profesional.

¿A QUÉ PERSONAS TRABAJADORAS SE REFIERE ESTA NORMA?

Esta norma se refiere a todas las personas trabajadoras que prestan servicio en CENTROS SANITARIOS y en CENTROS SOCIO-SANITARIOS que figuren INSCRITOS en los REGISTROS correspondientes, como trabajadores/as que prestan sus servicios en estos centros. Es decir, TANTO EL PERSONAL SANITARIO COMO NO SANITARIO que preste servicios laborales por cuenta ajena en estos centros, incluyendo al personal de empresas externas a ese sector pero que preste sus servicios en los mismos.

¿A QUÉ SITUACIONES SE REFIERE ESTA NORMA?

Se refiere exclusivamente a las  enfermedades padecidas por este personal como consecuencia del contagio del virus SARS-CoV2, por lo que no es de aplicación a procesos de Incapacidad Temporal ocasionados por periodos de aislamiento, ni por tener la consideración de trabajador especialmente sensible, situaciones que mantendrán en la actual cobertura de Enfermedad Común y abono de prestación en cuantía asimilada a Accidente de Trabajo.

 

¿QUÉ AMBITO TEMPORAL HAY QUE TENER EN CUENTA PARA APLICAR ESTA NORMA?

Según las Instrucciones del INSS de 1.6.2020 el INICIO de la aplicación de esta normativa de estos nuevos procesos considerados como Accidente de Trabajo a todos los efectos para este personal es el 28 de mayo de 2020 (entrada en vigor del RD Ley 19/2020).

 

El FINAL de la aplicación de esta normativa: la consideración como Accidente de Trabajo de nuevos procesos de Incapacidad Temporal para este personal a todos los efectos, finalizará el último día del mes posterior a la finalización del Estado de alarma.

 

¿QUÉ DIFERENTES SITUACIONES EN CUANTO AL AMBITO TEMPORAL HAY QUE TENER EN CUENTA PARA APLICAR ESTA NORMA?

Procesos I.T. ya CERRADOS a la entrada en vigor de esta norma (28 de mayo de 2020), con códigos de enfermedad B34.2 (CIE10) o  079.82 (CIE9): no debe hacerse nada con ellos ya que en INCA figuran con código de contingencia 3 (Accidente de Trabajo), no siendo necesario reconvertirlos. En caso de que se produjera una recaída durante el periodo de duración de esta situación, se contabilizaría a los efectos de acumulación de días en Incapacidad Temporal como Accidente de Trabajo.

Procesos I.T. ABIERTOS a la entrada en vigor de la norma el 28 de mayo de 2020 con códigos de enfermedad B34.2 (CIE10) o  079.82 (CIE9): se mantienen como estaban (Enfermedad Común, pago de prestación económica como Accidente de Trabajo, y asistencia sanitaria por Servicio Público de Salud para todos los trabajadores sanitarios, socio-sanitarios al igual que para el resto de trabajadores). Una vez cerrados, tendrán los mismos efectos que lo señalado en el párrafo anterior.

NUEVOS procesos por COVID19 desde el 28 de mayo de 2020 y RECAÍDAS de anteriores ya cerrados, con códigos de enfermedad B34.2 (CIE10) o 079.82 (CIE9): Accidente de Trabajo a todos los efectos, con emisión del parte de baja, asistencia sanitaria, alta, etc., para estos trabajadores sanitarios y socio-sanitarios por la Mutua colaboradora con la Seguridad Social o Servicio Público de Salud, según quien cubra las contingencias profesionales.

NUEVOS procesos (NO RECAÍDAS) por COVID19 iniciados a partir de la fecha de finalización del mes posterior al Estado de alarma ya no tienen la presunción de Accidente de Trabajo a efectos de asistencia sanitaria, por lo que se emitirían por el Servicio Público de Salud  los partes médicos de baja, confirmación y alta como Incapacidad Temporal por Enfermedad Común, pago como Accidente de Trabajo y asistencia sanitaria por Servicio Público de Salud como al resto de la población trabajadora. Se aplicaría la norma general de carga de la prueba por parte del trabajador cuando a instancia de éste quiera que se tenga la consideración de Accidente de Trabajo.

¿QUÉ SUPONE QUE SE CONSIDERE COMO ACCIDENTE DE TRABAJO A TODOS LOS EFECTOS EL CONTAGIO POR COVID19 EN ESTOS CASOS?

Supone que las prestaciones de Seguridad Social (incapacidad temporal, incapacidad permanente, fallecimiento) se considerarán derivadas de accidente de trabajo, al entenderse cumplidos los requisitos exigidos en el artículo 156.2.e) de la Ley General de la Seguridad Social (enfermedad contraída con causa exclusiva en el trabajo desempeñado por cuenta ajena).

No obstante, para las prestaciones por asistencia sanitaria, la norma regula un régimen transitorio especial (a continuación).

PARA LAS PRESTACIONES POR ASISTENCIA SANITARIA: ¿LA NORMA PREVÉ UN RÉGIMEN ESPECIAL DE EFECTOS DE LA CALIFICACIÓN COMO DERIVADA DE ACCIDENTE DE TRABAJO?

Sí. Se distinguen dos periodos y situaciones:

Para la asistencia sanitaria prestada DURANTE la declaración del estado de alarma HASTA el 28 de mayo de 2020, se mantendrá la calificación de enfermedad común.

No obstante, UNA VEZ RECONOCIDA – a partir del 28 de mayo de 2020 – LA CONTINGENCIA ACCIDENTE DE TRABAJO de la prestación en los términos del artículo 9 del RD Ley 19/2020, la asistencia sanitaria, derivada de las RECAÍDAS como consecuencia del contagio del virus SARS-CoV2 durante el estado de alarma, tendrá la naturaleza de contingencia profesional (accidente de trabajo).

¿QUÉ REQUISITOS EXIGE LA NORMA PARA SER CALIFICADA EN ESTOS CASOS LA CONTINGENCIA ACCIDENTE DE TRABAJO DE LAS PRESTACIONES DE SEGURIDAD SOCIAL?

  • Deben ser causadas por el personal que presta servicios en centros sanitarios o socio-sanitarios, inscritos en los registros correspondientes,
  • Que en el ejercicio de su profesión hayan contraído el virus SARS-CoV2 (Covid-19)
  • Que el contagio del virus SARS-CoV2 se haya producido durante cualquiera de las fases de la epidemia, hasta el mes posterior a la finalización del estado de alarma (julio de 2020, de momento), acreditando este extremo mediante el correspondiente parte de accidente de trabajo que deberá haberse expedido por la empresa dentro del mismo periodo de referencia.
  • Que el contagio se haya producido por causa de haber estado expuesto a ese riesgo específico durante la prestación de servicios sanitarios y socio-sanitarios y así se acredite por los servicios de Prevención de Riesgos laborales y Salud Laboral.

¿QUÉ DOCUMENTACIÓN SE PRECISA EN ESTOS CASOS PARA SOLICITAR LA CONTINGENCIA ACCIDENTE DE TRABAJO DE LAS PRESTACIONES DE SEGURIDAD SOCIAL?

  • Un CERTIFICADO DE LA EMPRESA EMPLEADORA, acreditativo de que la persona trabajadora presta servicios en el centro sanitario o socio-sanitario, y que se encuentra inscrita en el registro correspondiente.

 

  • Un INFORME de los SERVICIOS DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Y SALUD LABORAL de la empresa a la que pertenezca cada centro sanitario o socio-sanitario que certifique:
    • Que en el ejercicio de su profesión ha contraído el virus SARS-CoV2.
    • Indicando cuándo, cómo y la trazabilidad correspondiente a dicho contagio.
    • Concretando el riesgo específico de contacto con otras personas que tienen o han tenido la enfermedad en el mismo centro y durante el tiempo de la prestación de sus servicios.

(Todo ello para identificar la fase de la epidemia, el contagio que ha de haberse producido hasta el mes posterior a la finalización del Estado de alarma, y el riesgo en el ejercicio de su actividad profesional).

  • Teniéndose además que emitir también por parte de la empresa empleadora el PARTE DE ACCIDENTE DE TRABAJO a la vista del informe de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales y Salud Laboral hasta el último día del mes siguiente a la finalización del Estado de alarma, es decir, por ahora hasta el 31 de julio de 2020.

¿CUÁL ES LA REGULACIÓN EN ESTOS CASOS PARA OBTENER PRESTACIONES DERIVADAS DE UN FALLECIMIENTO?

En los casos de fallecimiento, se considerará que la causa es accidente de trabajo siempre que el fallecimiento se haya producido dentro de los cinco años siguientes al contagio de la enfermedad y derivado de la misma, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 217.2 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Este art. 217.2 de la LGSS dice: Se reputarán de derecho muertos a consecuencia de accidente de trabajo o de enfermedad profesional quienes tengan reconocida por tales contingencias una incapacidad permanente absoluta o la condición de gran inválido.

Si no se da el supuesto previsto en el párrafo anterior, deberá probarse que la muerte ha sido debida al accidente de trabajo o a la enfermedad profesional. En caso de accidente de trabajo dicha prueba solo se admitirá si el fallecimiento hubiera ocurrido dentro de los cinco años siguientes a la fecha del accidente. En caso de enfermedad profesional se admitirá tal prueba cualquiera que sea el tiempo transcurrido.

Por tanto, los fallecimientos producidos durante los 5 años siguientes al contagio de la enfermedad Covid-19 y derivados de la misma y no de otras causas, se reputarán a consecuencia de accidente de trabajo, siempre que se haya acreditado previamente el contagio hasta el último día del mes posterior a la finalización del estado de alarma, conforme a la acreditación indicada anterior.

No será precisa prueba de la causa del fallecimiento y se presumirán legalmente derivados de accidente de trabajo las prestaciones por fallecimiento, si previamente la persona causante ha sido declarada afecta de una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez por accidente de trabajo, cualquiera que sea el tiempo transcurrido entre esta muerte y la declaración de incapacidad permanente.

Protección de Datos

La Agencia Española de Protección de Datos, en el contexto de la emergencia
de salud pública derivada de la extensión del coronavirus, está recibiendo
consultas, tanto de ciudadanos como de empresas y otros sujetos obligados al
cumplimiento de la normativa de protección de datos sobre el tratamiento de
datos personales relativos a la salud.

Estas FAQ tratan de dar respuesta a las preguntas más frecuentes que se han
recibido.

– ¿Pueden las empresas tratar la información de si las personas
trabajadoras están infectadas del coronavirus?

En aplicación de lo establecido en la normativa sanitaria, laboral y, en particular,
de prevención de riesgos laborales, los empleadores podrán tratar, de acuerdo
con dicha normativa y con las garantías que establecen, los datos del personal
necesarios para garantizar su salud y adoptar las medidas necesarias por las
autoridades competentes, lo que incluye igualmente asegurar el derecho a la
protección de la salud del resto del personal y evitar los contagios en el seno de
la empresa y/o centros de trabajo que puedan propagar la enfermedad al
conjunto de la población.

La empresa podrá conocer si la persona trabajadora está infectada o no, para
diseñar a través de su servicio de prevención los planes de contingencia que
sean necesarios, o que hayan sido previstos por las autoridades sanitarias.

Esa información también puede ser obtenida mediante preguntas al personal.
Sin embargo, las preguntas deberían limitarse exclusivamente a indagar sobre
la existencia de síntomas, o si la persona trabajadora ha sido diagnosticada
como contagiada, o sujeta a cuarentena. Resultaría contrario al principio de
minimización de datos la circulación de cuestionarios de salud extensos y
detallados, o que incluyan preguntas no relacionadas con la enfermedad.

– ¿Pueden transmitir esa información al personal de la empresa?

Esta información debería proporcionarse sin identificar a la persona afectada a
fin de mantener su privacidad, si bien, podría transmitirse a requerimiento de las
autoridades competentes, en particular las sanitarias.

La información debe proporcionarse respetando los principios de finalidad y
proporcionalidad y siempre dentro de lo establecido en las recomendaciones o
instrucciones emitidas por las autoridades competentes, en particular las
sanitarias. Por ejemplo, si es posible alcanzar la finalidad de protección de la
salud del personal divulgando la existencia de un contagio, pero sin especificar
la identidad de la persona contagiada, debería procederse de ese modo. Si, por
el contrario, ese objetivo no puede conseguirse con información parcial, o la
práctica es desaconsejada por las autoridades competentes, en particular las
sanitarias, podría proporcionarse la información identificativa.

 

¿Se puede pedir a las personas trabajadoras y visitantes ajenos a la
empresa datos sobre países que hayan visitado anteriormente, o si
presentan sintomatología relacionada con el coronavirus?

 

Con independencia de que las autoridades competentes, en particular las
sanitarias, establezcan estas medidas por una cuestión de Salud Pública y que
así lo comuniquen a los centros de trabajo, los empleadores tienen la obligación
legal de proteger la salud de las personas trabajadoras y mantener el lugar de
trabajo libre de riesgos sanitarios, por lo que estaría justificada la solicitud de
información a los empleados y visitantes externos sobre síntomas o factores de
riesgo sin necesidad de pedir su consentimiento explícito (RGPD y Ley de
Prevención de Riesgos Laborales).
La información a solicitar debería responder al principio de proporcionalidad y
limitarse exclusivamente a preguntar por visitas a países de alta prevalencia del
virus y en el marco temporal de incubación de la enfermedad, las últimas 2
semanas, o si se tiene alguno de los síntomas de la enfermedad. Resultaría
contrario al principio de minimización de datos la utilización de cuestionarios de
salud extensos y detallados, o que incluyan preguntas no relacionadas con la
enfermedad.

 

– ¿Se pueden tratar los datos de salud de las personas trabajadoras
relacionados con el coronavirus?

 

Para cumplir las decisiones sobre la pandemia de coronavirus que adopten las
autoridades competentes, en particular las sanitarias, la normativa de protección
de datos no debería utilizarse para obstaculizar o limitar la efectividad de las
medidas que adopten dichas autoridades, en la lucha contra la pandemia.
La normativa de protección de datos permite adoptar las medidas que sean
necesarias para salvaguardar los intereses vitales de las personas físicas, el
interés público esencial en el ámbito de la salud, la realización de diagnósticos
médicos, o el cumplimiento de obligaciones legales en el ámbito laboral, incluido
el tratamiento de datos de salud sin necesidad de contar con el consentimiento
explícito el afectado.

En todo caso, el tratamiento de estos datos debe observar los principios
establecidos en el RGPD, en particular los de minimización, limitación de la
finalidad y minimización de la conservación.

– En caso de cuarentena preventiva o estar afectado por el coronavirus, ¿el
trabajador tiene obligación de informar a su empleador de esta
circunstancia?

Los trabajadores que, tras haber tenido contacto con un caso de coronavirus,
pudieran estar afectados por dicha enfermedad y que, por aplicación de los
protocolos establecidos por las Autoridades Sanitarias competentes, se ven
sometidos al correspondiente aislamiento preventivo para evitar los riesgos de
contagio derivados de dicha situación hasta tanto se disponga del
correspondiente diagnóstico, deberán informar a su empleador y al servicio de
prevención o, en su caso, a los delegados de prevención (Ley de Prevención de
Riesgos Laborales)
La persona trabajadora en situación de baja por enfermedad no tiene obligación
de informar sobre la razón de la baja a la empresa, sin embargo, este derecho
individual puede ceder frente a la defensa de otros derechos como el derecho a
la protección de la salud del colectivo de trabajadores en situaciones de
pandemia y, más en general, la defensa de la salud de toda la población.

– ¿El personal de seguridad o de control de accesos puede tomar la temperatura a los trabajadores
con el fin de detectar casos coronavirus?

Verificar si el estado de salud de las personas trabajadoras puede constituir un
peligro para ellas mismas, para el resto del personal, o para otras personas
relacionadas con la empresa constituye una medida relacionada con la vigilancia
de la salud de los trabajadores que, conforme a la Ley de Prevención de Riesgos
Laborales, resulta obligatoria para el empleador y debería ser realizada por
personal sanitario.
En todo caso, el tratamiento de los datos obtenidos a partir de las tomas de
temperatura debe respetar la normativa de protección de datos y, por ello y entre
otras obligaciones, debe obedecer a la finalidad específica de contener la
propagación del coronavirus, limitarse a esa finalidad y no extenderse a otras
distintas, y mantenidos no más del tiempo necesario para la finalidad para la que
se recaban.

Área Sanitaria

CENTROS ASISTENCIALES DE MUTUALIA

Le rogamos que consulte los horarios de nuestra red asistencial y centros concertados en este enlace.

 

HORARIO DE LOS CENTROS ASISTENCIALES DE MUTUALIA

Horario de los centros asistenciales de Mutualia Araba
Centro Horario Observaciones
Vitoria-Gasteiz 08:00-20:00 Fuera de horario atención de urgencias en el Hospital San José
Laudio 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Horario de los centros asistenciales de Mutualia Bizkaia
Centro Horario Observaciones
Bilbao 24 horas Normalidad
Basauri 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Erandio 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Gernika 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Iurreta 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Santutzi 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Zamudio 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Horario de los centros asistenciales de Mutualia Gipuzkoa
Centro Horario Observaciones
Donostia-San Sebastián 24 horas Normalidad
Azkoitia Horario a partir del martes 02 de junio,el centro se abrirá dos días a la semana (martes y jueves) de 9h a 15h. plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Beasain 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Bergara 08:00- 15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Eibar 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Irun 08:00-15:00 plantilla de un médico, un DUE y administrativo
Horario de los centros asistenciales de Mutualia Madrid
Centro Horario Observaciones
MADRID SAN RAFAEL (CENTRO PROPIO) 08:00-15:00 Fuera de horario atención de urgencias en el Hospital San Rafael

¿SE TRATA DE UNA ENFERMEDAD DESCONOCIDA?

Actualmente ya no, dado que hay datos extensos de la afectación en más de 100.000 pacientes, y comienzan a aparecer múltiples publicaciones científicas que informan de manera detallada de la evolución de estos procesos.

¿CÓMO SON LOS PACIENTES DE ESTA ENFERMEDAD?

DATOS:

Es un proceso que afecta prácticamente sólo al sistema respiratorio. Casi todos los pacientes presentan fiebre y tos y una tercera parte desarrollan disnea (dificultad respiratoria). En muy pocas ocasiones se asocian otras alteraciones como manifestaciones urinarias o digestivas. Los pacientes más graves desarrollan casi todos neumonía, que suele ser bilateral.

¿SE PUEDE DETECTAR CON ANALISIS CLÍNICOS Y SIN PRUEBAS ESPECÍFICAS?

No, aunque existen alteraciones en la analítica sanguínea muy características, como son las cifras de linfocitos bajos (cuyos niveles incluso marcan la posible evolución del proceso), ligeras alteraciones de la coagulación, una elevación del dímero D y una disminución ligera de las plaquetas. Todo ello asociado con una elevación de la PCR y de la VSG, y no tanto de otros reactantes como la procalcitonina.

¿CÓMO SE DESARROLLA LA ENFERMEDAD?

El periodo de incubación suele durar en la mayoría de los pacientes entre 2 y 7 días. Al principio sólo la mitad de los pacientes presentan fiebre, pero al final prácticamente siempre. La fiebre es una constante del proceso. También es muy frecuente, hasta en un 75% de los pacientes, la presencia de tos, y en menor medida escalofríos y dolor de garganta. No suelen asociarse otras alteraciones en la piel, adenopatías o síntomas digestivos

¿CUÁLES SON LAS PRUEBAS COMPLEMENTARIAS MÁS SENSIBLES PARA SU DIAGNÓSTICO?

La radiología simple de tórax es muy sensible para el diagnóstico y control de la enfermedad, pero lo más definitivo es la TAC, que ya presenta alteraciones incluso en pacientes asintomáticos, y que por tanto va a guiar el proceso evolutivo en caso de necesidad o agravamiento.

¿CÓMO SE REALIZA Y CUÁNTO TARDA EN DIAGNOSTICARSE EL PROCESO?

La prueba definitiva diagnóstica es la PCR Coronavirus, que se realiza mediante un frotis nasofaríngeo con un Hisopo. El laboratorio de referencia para su análisis está en los Hospitales Centrales como Donostia, Basurto, Cruces y Txagorritxu, y es un diagnóstico muy rápido. En unas 4 horas se tienen los resultados. La prueba se realiza a partir de los 48 horas del inicio de los síntomas y actualmente está autorizada en casos de sospecha de un caso. Los casos sospechosos deben cumplir criterios clínicos de infección respiratoria aguda (disnea, tos o malestar general) y epidemiológicos, personas con historia de viaje a una zona de riesgo o en contacto estrecho con un caso probable o confirmado en los 14 días previos.

¿CÓMO ES LA EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD?

En general es muy favorable y el cuadro es leve. La agravación del proceso viene definida por una agravación respiratoria con distress o insuficiencia respiratoria, dado que la afectación prácticamente exclusiva es en los pulmones.
Los pacientes que requirieron UCI en el estudio chino de 1099 casos fueron menos de 50, generalmente personas mayores, varones, fumadores y con comorbilidad por otros procesos.

¿SE CONOCE EL RIESGO EN EL EMBARAZO?

Existen pocos datos e información, lo que indica que el riesgo es muy bajo. A falta de más estudios parece que no hay transmisión vertical y que no afecta a la leche materna

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD?

Generalmente sintomático en los pacientes con infecciones leves, sin alteraciones radiológicas y sin factores de riesgo. Con antitérmicos y analgésicos, y con una vigilancia en su domicilio.
El ingreso de los pacientes generalmente se produce en procesos graves que precisan ya tratamientos antivirales.

Este sitio web utiliza cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

OK