Preguntas frecuentes

Prestaciones económicas

Jurídico

Área Sanitaria

Prestaciones económicas

¿Es compatible la incapacidad permanente y total con el trabajo?

Se reconoce la compatibilidad entre la pensión de incapacidad permanente total con otro trabajo (incluso en la misma empresa) siempre que las nuevas funciones desarrolladas no coincidan con las que ocasionaron la incapacidad. (Modificación del artº 141.1 del TRLGSS, por la Ley 27/2011 de 1 de agosto, de actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social)

Ahora bien, el incremento del 20% en la pensión (del 55% al 75% de la base reguladora), que se reconoce a los trabajadores mayores de 55 años, es incompatible con la realización de trabajos por cuenta ajena o propia, así como con las prestaciones de la Seguridad Social que puedan derivarse de dichos trabajos, como el subsidio de incapacidad temporal o las prestaciones de desempleo que pudieran corresponder por los mismos.

La realización de cualquier trabajo, bien sea por cuenta ajena o por cuenta propia, debe ser comunicado por el pensionista al Instituto Nacional de la Seguridad Social, salvo en el caso que derive de enfermedad profesional, en que será necesaria la autorización previa del mismo Organismo Gestor.

¿Las pensiones e indemnizaciones derivadas de un accidente de trabajo o enfermedad profesional tributan en el IRPF?

El régimen fiscal de las pensiones e indemnizaciones derivadas de accidente de trabajo es distinto en función del territorio en el que se tribute. Con carácter general, salvo en el caso de personas que tributen en el Terrritorio Histórico de Araba/Alava que están exentas de tributación, sus importes están integrados dentro del concepto de rendimiento de trabajo a efectos del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (incrementando el importe del mismo en el ejercicio que se imputan),y por tanto sujetos a retención, con las siguientes particularidades:

Lesiones Permanentes No Invalidantes Incapacidad Permanente Parcial Incapacidad Permanente Total Incapacidad Permanente Total Cualificada Incapacidad Permanente Absoluta y Gran Invalidez
Araba / Alava (1) Exentas Exentas Exentas Exentas (2) Exentas
Bizkaia Tributan en un 50%, el otro 50% está exento Tributan en un 50%, el otro 50% está exento Tributan en un 100%
Gipuzkoa
Navarra Tributan en un 60%, el otro 40% está exento Tributan en un 60%, el otro 40% está exento Tributan en un 100%
Territorio común (resto del estado)

(1) Como regla general, a las prestaciones señaladas anteriormente no se les aplica la citada exención si se desarrolla simultáneamente una actividad económica o se perciben rendimientos del trabajo (excepto determinados rendimientos que si son compatibles con la exención). En estos casos, se deberá tributar tanto por la prestación que se percibe como por los restantes rendimientos. No obstante cuando se perciban las prestaciones en forma periódica, esta incompatibilidad no será de aplicación en el período impositivo en que se perciba por primera vez la prestación.

(2) Aplicable a los pensionistas mayores de 55 años, que no compatibilizan la pensión con ningún otro tipo de trabajo remunerado.

En cuanto a las pensiones derivadas de fallecimiento por accidente de trabajo o enfermedad profesional, únicamente están exentas las de orfandad desde 1 de enero de 2013, y las pensiones a favor de familiares si son reconocidas como consecuencia de una incapacidad permanente en los grados de absoluta o gran invalidez, o si los beneficiarios de las mismas son menores de 22 años. Las indemnizaciones a tanto alzado derivadas de fallecimiento presentan el mismo régimen fiscal que los importes de baremo o de incapacidad permanente y parcial.

Adicionalmente a todo lo anterior, todas las pensiones derivadas de actos de terrorismo se encuentran exentas de tributación.

¿Cuándo voy a cobrar la prestación?

Tras presentar la solicitud junto con la documentación requerida, te efectuaremos un pago con las cantidades pendiente hasta la fecha del último parte de confirmación presentado. En ese momento te enviamos por correo ordinario a la dirección comunicada en la solicitud de pago directo una notificación informándote del contenido de la prestación. A partir de entonces, los pagos pasan a ser mensuales, siempre a mes vencido y entre el día 5 y el 10 de cada mes. Para más información, puedes consultar nuestro calendario de pagos.

¿Cómo puedo solicitar a la mutua el pago directo de las prestaciones?

Puedes presentar la solicitud en cualquiera de los centros de Mutualia, o remitirlo por los siguientes medios a los centros de trámite de Prestaciones Económicas:

Por fax:

Bizkaia: 944 042 103

Gipuzkoa: 943 430 153

Araba: 945 009 091

Madrid: 91 567 03 71

Por mail:

Bizkaia: erandioprestaciones@mutualia.es

Gipuzkoa: prestacioneseconomicasgipuzkoa@mutualia.es

Araba: prestacionesvi@mutualia.es

Madrid: madridprestaciones@mutualia.es

 

La empresa no me paga, está en dificultades económicas, ¿cómo puedo cobrar la baja médica?

Si tu empresa no te abona por dificultades económicas, puedes solicitar el pago directo por este motivo (marcar en la solicitud la casilla correspondiente a incumplimiento empresarial). Pueden darse dos situaciones:

  • Cuando la empresa reconoce el incumplimiento, en el certificado de empresa, los documentos a presentar son los siguientes:

-Fotocopia del DNI o documento equivalente en vigor.

-Solicitud de pago directo (formulario que deben firmar los propios interesados – el nº de cuenta debe ser del titular o autorizado del mismo –)

Certificado de cotización (formulario que debe ser cumplimentado y firmado por la empresa)

  • Cuando la empresa no reconoce el incumplimiento, puedes presentar la siguiente documentación:

-Fotocopia del DNI o documento equivalente en vigor.

-Solicitud de pago directo (formulario que deben firmar los propios interesados – el nº de cuenta debe ser del titular o autorizado del mismo –)

-Escrito indicando desde qué fecha la empresa no te abona la prestación.

En estos casos nos ponemos en contacto con la empresa para confirmar la situación que nos trasladas en tu escrito.

Con toda la información aportada por ti y tu empresa, resolveremos tu solicitud.

¿Cómo solicito la prestación por riesgo durante el embarazo y la lactancia natural?

Antes de solicitar la prestación, es necesario que el servicio médico de la mutua valore, en colaboración con nuestro servicio de prevención, si tu puesto de trabajo supone un riesgo en tu estado de gestación o en el del lactante, así como las posibilidades de adaptación o cambio de puesto por parte de tu empresa.

Así, tendrás que solicitar la valoración de riesgo de tu puesto de trabajo mediante este  formulario, junto con la documentación que se te indica en el mismo.

En el supuesto de que quede acreditada la existencia de un riesgo relacionado con tu trabajo, y este no pueda ser evitado ni la empresa te pueda proporcionar otro puesto compatible con tu estado, podrás solicitar la prestación económica cumplimentando este formulario, junto con la documentación indicada en el mismo.

¿Qué pasa si, estando de baja, no acudo a una cita médica de la mutua?

Si dejas de acudir a las citas médicas de la mutua puedes perder tu derecho a cobrar la prestación. La incomparecencia injustificada a las citaciones médicas de la mutua es una de las causas de extinción de la prestación de incapacidad temporal. (Así lo dice la Ley General de Seguridad Social (artículo 131 Bis)). Así pues, si estás convocado, bien telefónicamente bien por carta, a una revisión en la mutua y no puedes acudir, antes de que llegue el día de la cita contacta con el servicio médico para justificar tu ausencia y pedir nueva cita. Si llegado el día no acudes, se te enviará un acuerdo de extinción de la prestación que solo será revocado si justificas el motivo de la incomparecencia. Una vez recibido el acuerdo de extinción, tienes un mes para presentar una reclamación.

Las sentencias que ha habido en relación a esto indican que un simple olvido no se considera causa justificada. Además, es importante señalar que el cambio de domicilio debe ser comunicado, ya que es responsabilidad de la persona que cobra la prestación tener actualizados los datos.

Estoy embarazada, ¿puedo solicitar la baja médica?

La gestación no se puede considerar una enfermedad, sin embargo, pueden darse dos circunstancias para suspender la actividad laboral: la primera, la existencia de una patología/enfermedad que te incapacite para el trabajo, situación que deberá valorar tu médico de atención primaria y si lo estima conveniente emitirá la baja médica.

La segunda se refiere a las trabajadoras que realizan una actividad laboral que les puede afectar negativamente en su salud o en la del feto. En este caso la empresa está obligada a evitar ese riesgo cambiándole de puesto, adaptándolo (Ley de Prevención de Riesgo Laborales (art.26)). Solo si esto no es posible, y una vez que los médicos de la mutua han valorado que efectivamente existe riesgo laboral, la trabajadora puede suspender su actividad de acuerdo con su empresa y solicitar el pago de la prestación económica a la mutua.

A mi hijo le han diagnosticado una enfermedad grave. ¿Tengo alguna ayuda?

Puedes optar a la prestación por cuidado de menores afectados de cáncer u otra enfermedad grave. Para tramitarla, tienes que presentar la declaración médica del facultativo del Servicio Público de Salud responsable de la asistencia médica del menor. En ella se indicará la enfermedad que padece, los ingresos hospitalarios de larga duración y el periodo estimado en el que requiere de cuidados directos, continuos y permanentes. En el caso de que el médico responsable de la asistencia del menor pertenezca a una entidad privada, dicha declaración deberá cumplimentarse también por dicho facultativo. La declaración médica es documento imprescindible para el reconocimiento del primer mes de la prestación y las posteriores prórrogas, por periodos de dos meses como máximo, que se soliciten por parte del interesado. Antes de la finalización de cada periodo de reducción de jornada reconocido, desde Mutualia te comunicaremos con tiempo suficiente mediante carta certificada que debes aportar una nueva declaración médica para reconocerte la siguiente prórroga. Además, inicial y periódicamente te solicitaremos informes médicos actualizados del menor en los que se detalle la evolución y situación de la enfermedad, tratamiento (médico, rehabilitador, farmacéutico, etc.) que recibe y cuidados que requiere.

Quiero solicitar la prestación económica por cuidado de menores enfermos y mi conyugue esta en situación de incapacidad temporal o maternidad/paternidad o riesgo de embarazo/lactancia natural o tiene reconocida una incapacidad permanente, ¿Puedo acceder a la prestación en tal circunstancia?

Para acceder a la prestación ambos progenitores, adoptantes, acogedores o tutores tienen que estar afiliados y en alta en algún régimen del sistema de la Seguridad Social y encontrarse simultáneamente realizando una actividad laboral que les impida prestar los cuidados directos, continuos y permanentes que requiera el menor. En las situaciones descritas anteriormente no se cumple dicho requisito ya que la persona que se encuentra en tales situaciones dispone a priori del tiempo necesario para dedicarlo al cuidado del menor.

Solo en el caso de que se acredite fehacientemente mediante certificado médico que dicha persona no puede dispensar los cuidados directos, continuos y permanentes al menor debido a su estado de salud se tendría en cuenta dicha circunstancia al valorar el cumplimiento de los requisitos de acceso a la prestación.

Estando de baja he decidido terminar mi actividad como autónomo. ¿Hasta cuándo puedo seguir cobrando la baja médica?

En primer lugar, debes dirigirte a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) para solicitar tu baja en el régimen de Autonómos, teniendo la posibilidad de suscribir un convenio especial con la propia TGSS. Independientemente de que suscribas dicho convenio especial, Mutualia continuará abonándote la prestación de incapacidad temporal hasta tu recuperación.

¿Qué puede hacer la empresa si al preparar los seguros sociales no se ha deducido la prestación de IT de algún trabajador, o se ha deducido de menos?

La empresa puede solicitar a la mutua el reintegro de esas deducciones. Para ello debe rellenar y remitir a la mutua el siguiente formulario. Además, debe adjuntar los modelos TC-1 y TC-2 correspondientes al mes anterior a la baja y de los meses para los que solicita el reintegro y una copia del DNI o documento equivalente de la persona que solicita el reintegro.

Jurídico

¿Es obligatorio darse de alta en la Seguridad Social antes de iniciar efectivamente el trabajo, o puede cursarse habiéndose iniciado? ¿Qué consecuencias puede tener?

En el Régimen General no procede el inicio de la actividad laboral efectiva hasta que no se haya verificado el alta en la Seguridad Social, momento que es registrado por la Tesorería General con fecha y hora precisa. Ese registro temporal es el que determina el momento del inicio del aseguramiento, por lo que aquellos hechos que puedan producirse con anterioridad pueden considerarse o bien fuera de cobertura (por no encontrarse el trabajador de alta en la Seguridad Social), o bien pueden derivar en responsabilidad empresarial por incumplimiento de sus obligaciones de afiliación (accidentes de trabajo anteriores al alta en la Seguridad Social). Las consecuencias pueden ser económicamente graves tanto para el trabajador, que puede verse desprotegido, como para la empresa, que puede incurrir en graves responsabilidades económicas dependiendo de la gravedad del hecho, por lo que es importante confirmar el registro del alta en la Seguridad Social antes del inicio efectivo de la prestación del servicio.

Si no estoy conforme con un alta médica ¿qué puedo hacer?

Los pacientes disconformes con las altas médicas emitidas por los Servicios Públicos de Salud o las Mutuas antes del cumplimiento de 365 días de baja pueden impugnarlas ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social iniciando un procedimiento específico de revisión de alta médica. A su vez, las altas médicas emitidas por el propio INSS en procesos que exceden de 365 días pueden ser impugnadas ante el propio Instituto Nacional mediante un procedimiento igualmente específico de disconformidad con el alta. Ambos procedimientos son voluntarios, por lo que su no utilización no impide la impugnación en sede judicial de las altas médicas.

Si tengo un accidente al ir o al volver del trabajo, ¿es un accidente laboral?

Son los llamados accidentes in itinere o “de camino”. Tal y como establece el Tribunal Supremo, para que un accidente de trabajo sea considerado in itinere es necesario el elemento que denomina teleológico, es decir, que la finalidad del desplazamiento en cuestión esté determinada por el trabajo. En general, en todos los supuestos en los que el desplazamiento obedezca a una finalidad de carácter personal, sin relación alguna con el ámbito laboral, faltaría por tanto el citado elemento y no se consideraría accidente de trabajo. Todo ello sin perjuicio de que se trate de un desplazamiento autorizado por la empresa.

¿Qué sucede si el INSS me da el alta tras agotar el plazo de 365 días de baja, y presento una reclamación?

Deberás reincorporarte a tu puesto de trabajo, ya que el INSS otorga a esta reclamación el valor de Reclamación previa frente a una resolución que es por sí misma ejecutiva.

¿Puede volver a su empresa un trabajador al que se le haya reconocido una incapacidad permanente?

La declaración de incapacidad permanente es uno de los supuestos de suspensión con reserva de trabajo previstos en el artículo 48.2 del Estatuto de los trabajadores, que se extenderá durante un periodo de dos años a contar desde la fecha de la resolución por la que se declara dicha incapacidad, pero  sólo  cuando en dicha resolución se haga constar un plazo para poder instar la revisión por previsible mejoría del estado invalidante del interesado, igual o inferior a dos años.

¿Cubre la Mutua los daños materiales derivados de un accidente de trabajo?

Las coberturas que ofrecen las mutuas se ciñen a las prestaciones públicas contempladas en las leyes reguladoras de los distintos regímenes de la Seguridad Social. Entre dichas coberturas no se incluye compensaciones por los daños materiales, distintos de los corporales o físicos del trabajador, que pudiesen derivar de un accidente, sea éste laboral o no.

¿Es obligatorio acudir a los controles médicos de la Mutua cuando ésta es responsable del pago del subsidio durante la baja por enfermedad común? ¿Qué consecuencia tiene no acudir?

La asistencia médica en las bajas por contingencias comunes corresponde a los servicios médicos de Osakidetza o de los Servicios Públicos de Salud. Esto puede llevar al paciente a considerar equivocadamente que no está obligado a someterse a los controles médicos de la mutua en aquellas bajas que ésta subsidia. Esos controles médicos van dirigidos a la comprobación de que concurren los requisitos legales que justifican el pago de la prestación económica, por lo que la incomparecencia injustificada a los mismos es causa legal de extinción del subsidio. Los efectos de esa extinción no son subsanables por la acreditación posterior de que la baja está justificada. La extinción es el efecto derivado del incumplimiento del deber de someterse a esos controles, lo que no debe confundirse con el alta médica, cuya emisión sigue correspondiendo a los servicios facultativos responsables de la asistencia sanitaria.

¿Puede la empresa obligar a un trabajador a pasar un reconocimiento médico?

Es necesario el consentimiento del trabajador y por tanto, se puede negar, salvo en alguno de los siguientes supuestos, y previo informe a los representantes de los trabajadores, cuando sea necesario el reconocimiento:

a) Para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores.

b) Para verificar el estado de salud del trabajador por si pudiera constituir un peligro para él mismo, para los demás trabajadores o para otras personas (pudiera ser el caso de la alcoholemia).

c) Cuando así lo prevea una ley para la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad (art. 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales).

¿Puede el médico de cabecera emitir una baja por accidente de trabajo?

No, sólo el facultativo de la mutua a la que corresponde cubrir las contingencias profesionales. En cualquier caso, el único competente para declarar dicha contingencia a salvo del facultativo mencionado, es el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Área Sanitaria

¿Qué hacer en caso de accidente laboral?

En caso de accidente grave o muy grave llamar directamente al teléfono de emergencias 112.

Si el accidente es leve y puedes desplazarte deberá acudir a un centro asistencial de mutualia. Puedes consultar el centro más cercano en la línea de asistencia 24 horas de la página web o en la App de mutualia. Recuerda llevar el DNI y el parte de asistencia cumplimentado por la empresa.

Si el accidente es leve y no puedes desplazarte llama al teléfono 900 50 60 70 para solicitar el traslado. Un médico valorará su estado y enviará el medio de transporte más adecuado. Recuerda llevar el DNI y el parte de asistencia cumplimentado por la empresa.

¿Qué hago tras recibir la asistencia médica?

Si el accidente es sin baja, tras ser atendido puedes regresar al trabajo o incorpórate al día siguiente, según las indicaciones del médico. Recuerda entregar la documentación a la empresa (parte de asistencia).

Si el accidente es con baja, entrega el parte de baja a la empresa en el plazo 3 días hábiles, el parte de confirmación en el plazo 3 días hábiles y una vez dado de alta recuerda entregar el parte de alta a la empresa en el plazo de 24 horas.

¿Qué pasos ha de seguir la empresa?

La empresa debe cumplimentar el parte de asistencia y hacerlo llegar a mutualia a través de la persona accidentada o a través de Extranet

Si el accidente no ha causado baja laboral, la empresa deberá comunicar el accidente sin baja mediante el sistema Delt@ en los cinco primeros días del mes siguiente

Si el accidente ha causado baja laboral, la empresa deberá cumplimentar el parte de accidente de trabajo mediante el sistema de Delt@ dentro de los cinco días siguientes a la fecha del accidente.

Si el accidente es grave o muy grave o hay más de cuatro personas implicadas es obligatorio comunicarlo urgentemente en un plazo máximo de 24 horas.  

  • En el caso de la CAPV:
    • DT Araba: tlf 945017034 – fax 945017031 – trabajoaraba@euskadi.eus
    • DT Bizkaia: tlf 944031233 – fax 944031212
    • DT Gipuzkoa: tlf 943023209 – email: ordenacion-gipuzkoa@euskadi.eus
  • En el resto de las provincias comunicar a través del sistema Delt@ a través de la web www.delta.mtin.es.
  • Están excluidos de esta comunicación los accidentes in itinere (al ir o volver del trabajo).

RESONANCIA MAGNÉTICA (RM)

¿Por qué me han solicitado esta prueba? 

La Resonancia Magnética es una técnica de imagen que proporciona imágenes de gran calidad del cuerpo humano, contribuyendo al diagnóstico de muchas patologías. Su médico quiere solucionar algunas dudas diagnósticas o hacerse una idea más precisa de cuál es la causa de sus síntomas. 

¿Cómo se generan las imágenes de RM? 

La Resonancia Magnética emplea dos fuentes de energía: el magnetismo (el equipo es un potente imán) y la radiofrecuencia (ondas de radio). No emplea radiación ionizante (Rayos X). 

¿Es segura la Resonancia Magnética? 

Se considera una técnica segura, ya que no se conoce ningún efecto adverso derivado de su uso, tras más de 30 años de uso clínico. Sin embargo, hay unos riesgos potenciales si se introducen dispositivos metálicos o electrónicos en la sala de RM. Por este motivo, la sala de RM es un área de acceso controlado, y solamente pueden acceder las personas que hayan completado un cuestionario para saber si se pueden hacer una RM de forma segura. 

¿Cómo sabré si puedo hacerme una Resonancia Magnética de forma segura? 

El personal del Servicio de Diagnóstico por Imagen (Técnicos y Médicos especialistas en Radiodiagnóstico) está capacitado para valorar si se puede hacer la prueba de forma segura. En algún caso le pedirán más información (marca, modelo) del dispositivo implantado, para comprobar la seguridad del implante. Es importante que les dé toda la información posible. Hay algunos implantes metálicos que son seguros para la RM, pero que generan un artefacto en la imagen que invalida la interpretación de las imágenes. 

¿Es necesaria alguna preparación especial para hacerme una Resonancia? 

No es necesaria ninguna preparación especial para esta prueba. 

¿Cuánto tiempo dura el estudio? 

En general una prueba de Resonancia Magnética dura entre 30 y 20 minutos por zona a estudiar. Si le van a estudiar más de una zona (ejemplo: columna cervical y hombro), la prueba se alarga.  

¿Por qué se emplea contraste en algunos casos? ¿Qué riesgo tiene? 

En algunos casos es conveniente administrar un contraste por vía intravenosa; si es su caso le informaremos de ello.  El contraste puede aportar más información en determinados casos, contribuyendo a solucionar dudas en la interpretación de las imágenes.  Los contraste empleados en  la Resonancia tienen un perfil de seguridad  muy alto: las reacciones son excepcionales, y cuando ocurren suelen ser leves (por ejemplo: náuseas). 

¿Por qué tengo que desvestirme y ponerme una bata para hacer la Resonancia Magnética? 

La prueba se realiza con la bata y calzas que le entregarán. Esto se hace por motivos de higiene, pero también para asegurarnos de que no lleva ningún objeto metálico. Deberá quitarse todos los objetos metálicos que lleve: joyas, piercing, reloj, gafas, aparatos de ortodoncia, horquillas, audífonos etc. Puede dejar estos objetos en la cabina en la que se cambia. 

¿Es una Resonancia Magnética abierta? 

El equipo de Resonancia  es un tubo abierto por ambos lados, con un diámetro suficiente para acoger a la mayoría de las personas sin causar agobio. El equipo está ventilado y podemos regular la temperatura en su interior. En todo momento podrá contactar con el personal del Servicio.  

Tengo claustrofobia, ¿podré hacerme una Resonancia? 

En la mayoría de los casos no se trata de claustrofobia real, sino que nos encontramos ante una situación de ansiedad y preocupación por la prueba. Los equipos modernos de Resonancia son amplios y la mayor parte de los pacientes se pueden hacer la prueba sin problemas. En cualquier caso, si está preocupado porque suele agobiarse en sitios cerrados, adviértaselo a su médico cuando solicite la RM y también nos lo puede comentar a nosotros, para intentar minimizar esos efectos. 

¿Por qué en algunos casos se entra al equipo de la Resonancia tumbado en la camilla con la cabeza primero y en otras es al revés? 

Depende de la zona que se vaya a estudiar, ya que dicha zona debe de quedar en el centro del imán. Si vamos a estudiar el tobillo, la cabeza quedará fuera del equipo. Si vamos a estudiar las cervicales, el paciente se debe tumbar en la camilla de modo que la cabeza entre en primer lugar al imán. 

¿Qué voy a notar durante la prueba? 

Durante la prueba permanecerá tumbado en la camilla del equipo, y oirá unos ruidos de diferentes intensidades. No debe sentir ninguna sensación rara, la única molestia puede provenir del ruido, o de la necesidad de mantenerse inmóvil para que las imágenes no salgan movidas. Es importante por lo tanto que se relaje y esté tranquilo. Normalmente le pondrán unos cascos para disminuir el ruido que hace la Resonancia al funcionar. A través de esos cascos puede oír música, y también sirven para comunicarse con el Técnico.  

¿Puedo comunicarme con el Técnico durante la prueba? 

El Técnico programará el estudio en su puesto, fuera de la sala de la Resonancia, desde donde podrá verle a través de una ventana, y también por medio de las imágenes que le envía una cámara de TV situada en la parte posterior del equipo. Le darán un timbre (“pera”) que al pulsarlo suena en el puesto del Técnico; únicamente debe usarlo en caso de que se encuentre mal o note alguna sensación rara. Si se interrumpe el estudio porque ha pulsado el timbre, debemos repetir algunas secuencias.  

Tengo un piercing, ¿me puedo hacer la prueba? 

Los piercings deben quitarse para hacer la prueba de RM, ya que pueden calentarse y producir quemaduras en algunos casos. Dependerá también de la distancia del piercing al centro del imán, si está por ejemplo en la cara y vamos a hacer una RM de rodilla, es poco probable que ocasione problemas.  

Tengo un tatuaje, ¿me puedo hacer la prueba? 

En algunos casos, los pigmentos empleados para hacer el tatuaje contienen  elementos metálicos, que pueden calentarse y producir quemaduras superficiales. Esto es excepcional, pero le avisaremos de este riesgo. Si nota cualquier sensación anómala en el tatuaje durante la prueba debe avisarnos para interrumpirla. El maquillaje permanente se comporta de la misma manera. 

Hace tiempo me colocaron algún tipo de dispositivo metálico en una operación, pero no recuerdo lo que es, ¿puedo hacerme la prueba? 

En este caso el personal de nuestro Servicio le interrogará para obtener la mayor información posible y decidirá si puede hacerse la prueba de forma segura o si es necesario posponerla y recabar más información. 

Estoy embarazada, o tengo dudas sobre si puedo estarlo, ¿me puedo hacer la prueba? 

La Resonancia Magnética se considera en general una prueba sin riesgo tanto para el feto como para el curso del embarazo. Sin embargo, adoptamos una actitud de máxima prudencia, por lo que si se encuentra en esta situación valoraremos si en su caso es conveniente hacer la prueba en este momento o esperar a finalizar la gestación (o salir de dudas sobre su situación). 

¿Cuándo me darán los resultados? 

Las imágenes obtenidas serán estudiadas por un Médico especialista en Radiodiagnóstico, quien elaborará un informe dirigido a su médico.  Si el médico que le envía es de Mutualia, podrá ver directamente las imágenes y el informe en su Historia Clínica electrónica. Si su médico no es de Mutualia, le daremos un link con un código de acceso para que pueda acceder a sus imágenes e informe en una plataforma en la nube. Normalmente los informes están listos en 48 horas. 

RADIOGRAFÍAS (RAYOS X)

¿Por qué me han solicitado una Radiografía? 

Su médico ha solicitado una Radiografía de una parte de su cuerpo, para tener un mejor conocimiento de su patología y poder establecer un diagnóstico, o valorar la evolución de su patología. 

¿Cómo se realiza una Radiografía? 

Una Radiografía consiste en una imagen del cuerpo, generada mediante Rayos X. En esa imagen se representan sobre todo las estructuras óseas (huesos y articulaciones), y también en cierto grado las partes blandas. Es la técnica de imagen básica en el diagnóstico de la patología traumatológica. 

¿Qué riesgos tiene la realización de una radiografía? 

Los Rayos X emplean radiación ionizante para generar la imagen y tienen el potencial de producir efectos biológicos nocivos en los seres humanos. Estos efectos se conocen desde hace más de un siglo, y actualmente es sumamente improbable que se produzcan como consecuencia de una exposición con fines médicos, ya que los equipos de Rayos X están sometidos a controles para verificar su correcto funcionamiento, y el personal que los maneja está cualificado para ello. 

¿Es necesaria alguna preparación especial para hacerme una Radiografía? 

No es necesaria ninguna preparación especial para esta prueba. 

Ya me he hecho muchas radiografías, ¿hay algún  límite de radiografías que pueda hacerse una persona? 

No hay un límite establecido de dosis que puede recibir un paciente con motivo de una exploración radiológica con fines médicos. Es importante recordar que los beneficios aportados por esta exploración radiológica (información para el diagnóstico de su patología) exceden con creces el riesgo teórico debido a la radiación ionizante. 

¿Por qué los Rayos X pueden ser nocivos? 

Los Rayos X son un tipo de radiación ionizante: son ondas de alta energía capaces de liberar electrones de los átomos o moléculas (los ionizan) al atravesar los tejidos de nuestro cuerpo. Por este motivo pueden producir efectos lesivos en los tejidos y en el ADN de nuestras células. 

¿Qué efectos nocivos tienen los Rayos X? 

Los efectos biológicos de la radiación ionizante son de dos tipos. En unos casos (cáncer radioinducido), el efecto es aleatorio, es decir, es independiente de la dosis recibida. Se estima que la aparición de cáncer (considerando de manera global todo tipo de exploraciones radiológicas con fines médicos) es mínima comparada con la incidencia de cáncer en nuestra sociedad, habitualmente provocado por agentes cancerígenos conocidos (tabaco, alcohol, dieta, genética, etc).  En otros casos (lesiones dérmicas, alopecia, cataratas, etc), el efecto está ligado a la dosis recibida. La dosis que va a recibir para hacerse una Radiografía de cualquier parte del cuerpo está muy por debajo del umbral requerido para que se produzcan estos efectos, considerándose prácticamente imposible por lo tanto que ocurran. A modo de ejemplo, una Radiografía de una articulación (por ejemplo, rodilla), requiere una dosis de radiación equivalente a la que recibimos de forma natural durante un día, considerándose que supone un riesgo insignificante para su salud. 

¿Cómo puedo saber que está controlando el riesgo en este equipo de Rayos X? 

Actualmente, cualquier Servicio de Diagnóstico por Imagen está sometido a una exhaustiva legislación que establece las condiciones para que se puedan hacer radiografías de manera segura para las personas (pacientes y trabajadores). 

Disponemos de un Programa de Garantía de Calidad y Protección en Radiología, en el que se especifica cómo damos cumplimiento a esa legislación. 

Anualmente se realiza un control de calidad de los equipos de Rayos X y de esta instalación radiológica, por parte de una empresa autorizada, enviándose el informe al Consejo de Seguridad Nuclear. 

Periódicamente recibimos inspecciones Gobierno Vasco para verificar el cumplimiento legislativo. 

Realizamos además auditorías internas para asegurar que tenemos correctamente implantadas todas las medidas requeridas 

Estoy embarazada, o tengo dudas sobre si puedo estarlo, ¿me puedo hacer una Radiografía? 

En este caso, valoraremos el riesgo que supone la prueba frente al beneficio que supone la información aportada por la radiografía. En general, la dosis de radiación aportada por una radiografía no supone un riesgo significativo para el feto o el curso del embarazo. Únicamente en el caso de que la radiografía incluya el área pélvica se deberá hacer una estimación de la dosis impartida. 

Este sitio web utiliza cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

OK