sentencia-judicial
Volver

Mutualex Sentencia Julio 2018

Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 13 de febrero de 2018 (recurso de casación de 266/2016) – fecha de inicio del cómputo de los permisos retribuidos

sentencia-judicial

 

En todos los convenios colectivos se prevé un capítulo de permisos retribuidos por distintas causas (nacimientos, matrimonio, fallecimiento de familiares, etc). Son permisos finalistas, en cuanto que tienen por función conceder al trabajador beneficiario tiempo libre inmediatamente después de que se produzca el hecho que los motiva y sin que la libranza implique merma en sus ingresos salariales. A su vez, son limitados en el tiempo, previéndose de manera expresa los días de duración.

La sentencia que se reseña viene a resolver la duda de cuándo debe iniciarse el cómputo de dichos permisos, y poder así predeterminar su cese, cuando el hecho que los motiva se produce en día laboralmente inhábil.
La sentencia viene a revocar la previamente emitida el 13 de julio de 2016 por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en causa de conflicto colectivo planteado por la Confederación General del Trabajo, partiendo de los siguientes antecedentes:

  • El artículo 28.1 del Convenio Colectivo estatal para el sector del Contact Center regula los permisos retribuidos por causa de matrimonio, nacimiento de hijos o fallecimiento de parientes de primer o segundo grado. Se determina el número de días de permiso en cada caso, estableciéndose que tales permisos lo son por días naturales (con independencia de que sean hábiles o inhábiles).
  • La cuestión planteada en el recurso de casación va dirigida a dirimir cuál debe ser el día inicial para el disfrute de esos días de permiso, siendo pretensión del recurrente que el cómputo de los permisos por matrimonio, nacimiento de hijo y fallecimiento de un familiar, se inicie el primer día laborable siguiente al del hecho causante, cuando este hecho suceda en día no laborable.
  • Esa pretensión resultó denegada por la sentencia de la Audiencia Nacional.

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo acoge la pretensión planteada en razón de la caracterización de tales permisos como “permisos retribuidos”. Deduce de tal calificación que los permisos se conceden para su disfrute en días laborables, pues en días festivos no es preciso pedirlos porque no se trabaja, lo que a su vez se vería corroborado por el primer párrafo del artículo analizado al decir «Los trabajadores… podrán ausentarse del trabajo, con derecho a retribución…«, ausencia que, según ese tenor literal, carece de relevancia cuando se produce en día feriado.

A mayor abundamiento, la Sala invoca el art. 37.3 del Estatuto de los Trabajadores para refrendar su postura, artículo que, al regular el descanso semanal, las fiestas y los permisos dispone que «el trabajador… podrá ausentarse del trabajo con derecho a remuneración«… en los supuestos que enumera, coincidentes con los que se reseñan en el artículo del convenio analizado, y en unos términos que evidencian que el permiso se da para ausentarse del trabajo en día laborable, pues en día festivo no hace falta.
La sentencia insiste no obstante en que es el convenio colectivo de aplicación en cada caso el que regula las condiciones para el disfrute de los permisos retribuidos que mejoren lo establecido en el art. 37.3 del ET, pudiendo fijar en cada caso la fecha de inicio y duración del mismo. Pero si la disposición convencional define el permiso como el derecho a ausentarse del trabajo con derecho a retribución, el día inicial del disfrute de estos permisos no puede ser un día festivo o inhábil, sino el primer día laborable que le siga a aquél en que se produjo el hecho que da derecho al permiso.

Cuestión distinta es la del cómputo de los días del permiso una vez éste se ha iniciado, en el que sí se contemplan los días inhábiles al disponerse expresamente que el permiso es disfrutable por días naturales.

Se trata de una sentencia cuyo criterio no ha sido sostenido hasta la fecha en sentencias posteriores, por lo que no constituye aún jurisprudencia, pero no resulta improbable que vaya a configurarse como tal en el futuro dado que no se sostiene exclusivamente en la interpretación de un concreto artículo convencional, sino en la interpretación de un artículo del Estatuto de los Trabajadores de aplicación general.

Sentencia en PDF

IÑAKI ESNAL
Asesoría Jurídica de Mutualia
Julio 2018

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.

OK